“Estafada por Satisfyer”

QUIERO MIS ORGASMOS PROMETIDOS!!!

Ya intuía que esto no iba a ser para las vaginales como yo, pero tanto escuchar las maravillas del aparatito por todos los canales de comunicación posibles, me puse a estudiarlo.

Y sí, decía que con las ondas expansivas y pulsaciones de aire estimulaba todas las terminaciones nerviosas del clítoris que hay por dentro de la vagina, o eso entendí yo. Porque en realidad dicen que todas somos clitorianas, pero sus raíces van como por dentro de la vagina y por eso algunas disfrutamos más así que con el contacto directo o roce de la pepitilla.

Yo pensaba que era rara en ese aspecto, porque yo el pitorrín lo tengo hipersensible. Cuando me masturbo no me lo toco, ni tampoco me introduzco nada, sólo contraigo la vagina  para sentirla por dentro cada vez más hasta llegar al pico y allá morir.

Entiendo yo que es de nacimiento, porque recuerdo que de pequeñita, cuando mi madre me sacaba de la ducha y me intentaba secar la flor con la toalla, saltaba automáticamente para apartarme porque me molestaba mucho. Ella siempre me decía: “Ay, la reliquia…”.

Pues eso, que yo me pensaba raruna pero he conocido a diversas amigas del estilo, y queremos montar la plataforma “ENTRE POCO Y MUCHO” y es que nos gusta que le rindan pleitesía al clítoris pero sin atosigarlo!

La que más como yo es la Silvia, por eso cuando le dije que habría que probar el Satisfyer me dijo que sí, que bueno, que habría que probarlo, pero a la hora de comprarlo se echó pa’ atrás. Chica lista mi Silvi! Ella ya sabía que a nosotras ni chicha ni limoná. Pero yo quería confiar en la suerte o en la vida o en mi potorro, no lo sé, pero le di al botón de pagar.

Me puse en el sofá con la peli de cincuenta sombras de Grey. Bastante cutre, cierto, pero lo importante era lo importante.

Pues nada, 2 horas y 9 minutos dándole a los botoncillos…que eso sí, tiene mil ritmos y vibraciones diferentes!… pero nada de nada.

— Cero.

Me sentí tan defraudada como cuando los reyes me trajeron una muñeca en una mecedora de espanto.

Lo peor del tema no es estar fuera del 83% de mujeres y personas con vagina que han llegado al orgasmo en menos de dos minutos como dice el anuncio, ni sentirte medio frígida al oír a las mujeres como lo gozan, también hay un tema económico importante,  el de comprar un aparato que funciona pero no a ti, así que es como si no te funcionara, pero funciona, pero no te lo puedes vender en Wallapop.

Suerte que he descubierto el tantra y lo del Satisfyer queda en un mal menor.

Si a alguna no le da asquito y vive en Barcelona se lo regalo.

Como sabéis solo tiene una decepción, digo, un uso.

3 comentarios en ““Estafada por Satisfyer”

  1. Paula

    Dicen que tiene una “curva de aprendizaje” ese tipo de juguetes. Ya hecha la compra, ¡a no desistir!
    A mí me sobran los dedos de una mano para contar las veces que no me ha alcanzado con ese juguete para llegar, pero. Definitivamente me gusta más ahora que hace año y medio, cuando lo compré. Y eso que le tuve afecto con el primer uso ya. Aún así, hay días que la tercera o cuarta potencia me encantan y otros en que no se me ocurre bajar de las últimas dos, ¡y si hubiera más fuerte, mejor! La diferencia suele estar en qué tantas ganas tenía antes de cazar el vibrador. La mente, la mente. Dicen que el cerebro es el órgano más importante de estimular, y tienen razón.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s