Vivir del arte

Luna nueva en Géminis. Como cada luna nueva es momento de sembrar y concretamente Géminis tiene que ver con la comunicación, curiosidad, aprendizaje, versatilidad y dispersión.

Así que esta vez no haré mi lista de intenciones privada, voy a escribiros sobre mi gran intención; VIVIR DEL ARTE.

Siempre he sido muy creativa en todo lo que un@ pueda ser creativo@; coser, cantar, cocinar, pintar, montar proyectos, buscar soluciones…. Pero nunca he destacado en nada en concreto, seguramente porque nunca me creí lo suficiente buena en nada.

Tuve una adolescencia muy perdida y no quería estudiar, sólo trabajar para ganar dinero y pegarme unas buenas fiestas que era lo que se llevaba por mi terreta. En ese momento no lo sabía, pero las drogas eran una manera insana de buscar mi conexión con La Fuente.  Aun  así,  mi padre me convenció para hacer Bachillerato artístico y después mi madre me convenció que yo sería buena psicóloga, pues en época de primavera dónde las parejas parecen romper en efecto dominó, yo volvía a casa exhausta de hacer de pañuelito a amigas y conocidas.

Se me abrió la luz. Vi por primera vez la oportunidad de hacer algo que me gustara y que me pagaran por ello. Y allá que fui!

Me dieron a elegir psicología en Castellón o trabajo social en Alicante. Esto último no sabía ni qué era, pero la descripción que ponía en el librito que nos dieron con las carreras me sonaba bien: “acompañar a las personas en su camino a la autodeterminación, bla, bla, bla…”. Además psicología eran cinco años y me daba miedo no ser capaz de alcanzar la meta y volver a las penumbras de la fiesta y el sin sentido.

Me gradué en Alicante de trabajadora social y me fui de Erasmus a Florencia.  Allá mis mejores amigas eran catalanas y me hice un novio de Barcelona (de Pedralbes concretamente, ya os contaré!).

En la ciudad Condal nunca me faltó trabajo, de hecho a veces me sobró. Gracias  a una amiga me presenté a una bolsa de lo mío en el ayuntamiento y entré. De eso hace ya más de once años!

Estoy súper agradecida por tener un trabajo estable que me ha permitido entre otras cosas; mantener la mitad de bares de Gracia, viajar a varios continentes, conciliar con mi labor de madre y poderme separar de una vida para muchos ideal, pero que no me hacía feliz.

Pese al inmenso agradecimiento hay un vacío importante. Creo que lleva ahí tiempo, pero con la cuarentena se ha evidenciado, pues las dos cosas que más me motivaban de mi curro eran mis compis (cachond@s a más no poder) y un grupo de mujeres que montamos con mi compi-tocaya y ha sido mi experiencia laboral más gratificante; al permitirme ayudar con mi creatividad y espiritualidad desde una posición muy humana.

Con el confinamiento me he vuelto una máquina dispensadora de recursos que era lo que más odiaba de mi trabajo, pero ahora al 100%, sin vernos ni las caras y teniendo que criar y hacer de profe entre llamada y gestión.

Mi trabajo es durillo. Y soy capaz de hacerlo con alegría a media jornada, pero a jornada completa el body no me aguanta. Too much quejas, too much negatividad, too much teatrillo “de vamos a hacer como que tú quieres cambiar y yo te ayudo”. Parece una tontería esto de las horas de trabajo, pero el cuerpo no miente y creo que soy la trabajadora del ayuntamiento que más cambios de jornada ha hecho! Así que lo tengo bien experimentado!

La verdad que me da un poco de yu-yu que con esta historia me esté intentando salir de mi camino; que marca claramente ayudar a las personas (eneagrama, carta astral y diseño humano). Aunque también es verdad que remarcan la creatividad y la comunicación… Pero sinceramente estoy cansada de intentar ayudar a los demás, por un tiempo sólo quiero ayudarme a mí y a mi hija, y a las personas que amo o a las que no conozco y pueda servir de inspiración. Pero no quiero ayudar así, desde un sistema en el que no acabo de creer…(Ideal después de sacarme la opo!)

 A lo mejor llega el día que con mis palabras habitadas pueda ayudar y ese día  se rehará mi caminito. No lo sé…Lo que sí sé es que quiero escribir, amo escribir! Se me pasa la parada del tren , incluso se me ha incendiado la cocina quedando absorta con las palabras que salen de mí o de mi yo superior, pues muchas veces no son pensadas sino dictadas. Y continuo teniendo la creencia limitante de que poc@s pueden vivir de ello; pero  yo puedo y merezco ser un@ de ell@.

  Así que esa es mi intención pensada, sentida y vivida para esta luna nueva. La regaré como agua de Mayo y junt@s veremos si  crecen tantas flores como para poderme liberar de las cadenas del funcionariado. Esas cadenas tan ansiadas por muchos en tiempos de incertezas.

Este mundo está hecho para valientes y yo no sé si soy tan buena escribiendo, pero corajuda soy un rato.

A lo mejor de mayor quiero vivir de rentas o del aire, pero a día de hoy, por si no ha quedado del todo claro: QUIERO VIVIR DEL ARTE.

Que así sea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s